Por qué es importante el tratamiento de subproductos en un matadero

Maquinarias de tripería o de tratamiento de la sangre son equipos sinónimos de inversión rentable y de compromiso con la sostenibilidad

El tratamiento de subproductos se ha convertido en una actividad recomendada en los mataderos. La gestión correcta de los desechos se ha convertido en prioridad en la industria cárnica debido al gran volumen de subproductos producidos, que se traducen en altos costes y en un fuerte impacto medioambiental. Por ello, los mataderos muestran cada vez más interés en dotar sus instalaciones con equipos de tratamiento de subproductos como la sangre, triperías y otros residuos.

La industria cárnica está en el punto de mira de instituciones y gobiernos, debido a la especial atención que se ha puesto en la sostenibilidad y en la responsabilidad con el bienestar animal. El mundo avanza, y con él una industria que se reinventa cada día para garantizar esa sostenibilidad y el cumplimiento de los nuevos retos que plantea la transición ecológica de los estados. Así se ha hecho especial hincapié en el modo en que se tratan o se eliminan los distintos subproductos y desechos animales en los mataderos. Cada vez se tiende más a que las líneas de sacrifico cuenten con equipos de tratamiento de sangre, triperías o de tratamiento de residuos para reconvertir lo sobrante en producto potencial para otras industrias.

Así, el reto al que la industria cárnica está haciendo frente es continuar su actividad productiva de carne de la mejor calidad, cuidando más aún si cabe, del proceso de sacrificio, asegurando el bienestar animal, y el tratamiento de residuos animales para convertirlos en productos útiles. La tecnología va encontrando cada vez más usos posibles y distintas maneras de procesar estos residuos como ingredientes tecnológicos. Es por ello que sea cada vez más frecuente que los mataderos cuenten con maquinaria de tripería: equipos de centrífugas especializados en vaciar, cortar, depilar o lavar los subproductos del animal. Algunos de estos equipos incluso suponen una inversión con beneficio a corto plazo. Es el que caso de máquinas de tripería que procesan desechos por cuya retirada ahora los mataderos cobran un beneficio, cuando antes tenían que pagar por la retirada del subproducto sin procesar.

Equipos Triperia 800x350px

Por otro lado, el tratamiento de sangre supone igualmente todo un reto en la industria. La sangre es el elemento más contaminante en un matadero, y su retirada a una depuradora es una tarea complicada y costosa. Actualmente, los mataderos suelen contar con equipos de tratamiento de sangre para mejorar notablemente esta tarea, antes costosa. Desde desfibrinadores que consiguen una sangre apta para el consumo humano, hasta cocederos que extraen el agua de la sangre y generan harinas destinadas a fertilizantes, abonos o la alimentación animal.

El objetivo en el futuro de la industria cárnica es el tratamiento de subproductos dentro de los mismos mataderos con maquinaria potente que suponga una inversión que recuperar a corto plazo. Los retos que se nos plantean para contribuir a la reducción del impacto medioambiental y el desarrollo de una industria cárnica sostenible pasan por el correcto aprovechamiento y procesado de todos los productos y subproductos de los animales. El desarrollo tecnológico y la apuesta por técnicas eficientes pueden traducirse en eficiencia y sostenibilidad para las líneas de sacrificio y las instalaciones de procesado de la carne.